EN EL CORREDOR DE LA MUERTE…Maika

 
Dos personas fueron condenadas a muerte en EEUU, por delitos cometidos como consecuencia de una enfermedad mental, provocada por su participación en la guerra del Vietnam. El sistema de salud de este país fue demasiado lento para prestarles ayuda, pero el sistema de justicia fue demasiado rápido y no tuvo reparos en condenarlos a muerte. No hay escrúpulos –en Estados Unidos- para condenar a muerte a personas que no entienden la sentencia, que incluso se encuentran bajo los efectos de fuertes medicamentos, en el momento de ser condenadas. Un 10% de las personas que se encuentran en el corredor de la muerte padecen problemas de enfermedad mental (alrededor de 3.400 personas) y, de las casi 1.000 personas ya ejecutadas desde 1977, al menos 100 padecían enfermedades como esquizofrenia, trastorno bipolar, lesiones cerebrales, o trastornos de estrés post-traumático, etc. Es una práctica cruel e inhumana, que lleva demasiado tiempo pasándose por alto.
Amnistía Internacional ha comenzado una campaña mundial para que EEUU deje de ejecutar a estas personas. En los últimos tres años se han dado algunos pasos por impedir las ejecuciones de personas con discapacidad intelectual y menores, pero no se ha extendido a personas con trastornos mentales. En cambio,el Tribunal declaraba hace 15 años que “muchos presos del corredor de la muerte sufrían alteraciones mentales graves antes de cometer sus crímenes. Numerosos estudios internacionales han demostrado que el ejercicio de la pena de muerte no reduce el índice de criminalidad.
El objetivo es exigir a EEUU que deje de ejecutar a estas personas, pero sólo como un primer paso para el verdadero objetivo de abolir la pena de muerte en este país. En el mundo aún quedan 90 países que siguen aplicando la pena de muerte(China, Irán, India,Arabia Saudí donde la homosexualidad puede llegar a pagarse con la vida,etc). El Papa Juan Pablo II manifestó su postura clara frente a la pena de muerte.La dignidad de la vida humana nunca debe ser irrespetada.Se ha comprobado que la defensa legal de la gente pobre es pésima y son innumerables los casos en los que personas inocentes han sido injustamente condenadas a la pena de muerte, por un crimen que no cometieron.
La pena de muerte representa la punta del iceberg de un sistema de justicia gravemente defectuoso en una cultura racista.Yo estoy contra la pena de muerte, en cualquier circunstancia, pero es para mí especialmente injusta en estos casos, es la venganza del Estado.

Maika Etxarri

EL BLOG DE MAIKA EN:
 
Anuncios

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Defensa de los derechos humanos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s