Egipto corazón del Nepal africano

14947610_1005485516229157_7581679618573940181_n

Egipto corazón del Nepal africano

Madre, yo no puedo sentir el tiempo pasar, yo no quisiera verte sufrir. Con las palmas de las manos alzadas, rememoras viejas canciones de tus antepasados en Egipto. Egipto, corazón del Nepal africano… Cristales rojos de sangre, en las luchas tribales, se derraman como pétalos de rosas de pasión.
Egipto, país paradisíaco, rubor y olvido, atrae sentimientos de ternura en el mantra que compones con tu obsoleto damaru. Viejos sonidos suenan al acorde del vaivén de tu latido acompasado.

En el sueño de la diosa Shakti, mantras místicos se oyen en la lejanía… ¡Om Mani Padme Hum! ¡Om Namah Shivaia! Bellos cantos, fantasías sánscritas de metal, en el camino de las nubes blancas. Arcoíris de cristales, pétalos de bellas rosas blancas. Arcoíris de luces rotas, finos destellos de cobre y plata, con el amanecer rubí y los cielos de ámbar.

Cristales rojos de sangre, en las luchas tribales, se derraman como pétalos de rosas de pasión. Luchas donde se enfrentan hermanos. Cristales violáceos y drusas de amatista se rompen con los gritos desgarrados. ¡Qué difícil conseguir un momento, tan sólo de gozo y sosiego, para encontrarte unido a tu hermano de sangre a cal y fuego! Fuego ardiente en las hogueras de Qumrán, cuyas llamas embrujan tu mirar.

Piel morena, aterciopelada, de azabache, con aroma a menta y canela en rama. Perlas cultivadas, como flores blancas, brotan en tu cuello de cisne, hija del sol y prometida del viento. Pies morenos y descalzos, quemados por el trotear bajo el sol del desierto en Egipto.

Buscas un pozo de agua para tu niño interior, pero encuentras tan sólo espejismos y falsas realidades. Espejismos de cristales de cuarzo, en el horizonte se reflejan en tus ojos cabizbajos. Quisieras poder convertirlos en palacios, de oro y brillantes, para tu pequeño hijo, pero tu deseo es tan sólo un anhelo. Aún recuerdas el hambre devorando tu cuerpo inerte y cansado, alivio de brisa y fuego.

Podrás vivir tu existencia despojada de bienes materiales, mas no de buenos sentimientos. Bajarás los párpados en el anochecer del camino, para resguardar a tu niño de los temores del vacío. Cantos africanos, en la profundidad de la selva, oirás junto a lamentos de las madres que lloran por sus hijos. Sus gemidos cogerán fuerza y brío para levantar las piedras que entorpecen los pedregosos caminos. Retumbarán las raíces de la tierra olvidada, de la tierra asustada. Haciendo estrechas sendas conseguirás llegar a tu destino, mas las heridas de tu espíritu no sanarán como es debido. De ellas aflorarán enormes ríos de lava roja. Es herida mortal que deshoja, y con deseo tu alma inmortal escapa, buscando un pétalo de rosa roja. Rosas con espinas, clavando tus entrañas, acechan tu agonía esperada. Pero no te dejas vencer y aún luchas por amar. Dulce remanso de paz encuentras, tras las torres de cristal, en tu nacimiento a la luz blanca y etérea.
Tu niño pequeño llora y sus lágrimas se convierten en enormes diamantes color añil, como el iris de sus ojos. Un viejo caminante del valle del Jordán, que vaga por la selva del Nepal africano, encuentra a tu retoño, triste y lloroso. Entre sus brazos cálidos lo acuna, como algodones de nubes grises que rozan el paraíso eterno.

El ojo del águila roja que surca los mares y los océanos traerá esperanza, y mirará tras las puertas selladas con fuego y sangre. Las golondrinas vendrán al oír los rezos que prodigan las voces del sentir de tu pueblo.
Rencores y fobias escapan a los cielos, al pronunciar el ritual escrito en viejos pergaminos egipcios. Pergaminos, con secretos milenarios, esconden mundos ocultos para el ser humano. Mundos ocultos y misterios por desvelar subyacen en el interior de oscuros jeroglíficos.

Los hijos de la luz transcribirán al arameo los manuscritos de Vihara y Heliópolis, auténticas llaves de las puertas hacia el atmán, hacia el Yo interno. Manuscritos muy valiosos para el camino iniciático de la sabiduría interior, para el conocimiento de lo Absoluto.
Bajo la sombra del árbol sagrado de Hathor recitarán mantras, bellos sonidos sagrados para aliviar el sufrimiento en los seis reinos existenciales.

Hijos de la luz: ¡Contemplad la Joya del Loto! ¡Om Mani Padme Hum! ¡Om Namah Shivaia!

Maika Etxarri
Copyright texto

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Arquetipo materno, atmán, África, Árbol de la vida, Árboles milenarios, Árboles sagrados, árbol sagrado de Hathor, Budismo, Camino iniciático, Comunidad esenia, CONOCIMIENTOS SECRETOS DE PUEBLOS ANCESTRALES, Creencias religiosas, Culturas iniciáticas, Diosa Shakti, Egipto, Energía Shakti, Enseñanzas de culturas ancestrales, Enseñanzas iniciáticas, Esenios, espiritualidad, Estados luminosos de la mente, Fotografías de Maika Etxarri, Hathor, Heliópolis, Hijos de la Luz, Iniciático, Joya del Loto, La rosa del desierto, La rosa del desierto: Mitología ancestral, Libro canalizado, LIBRO LA ROSA DEL DESIERTO: MITOLOGÍA ANCESTRAL, Libro Talwardat Nljla - La rosa del desierto, llaves de las puertas hacia el atmán, Lo Absoluto, LUZ, Luz blanca, Madre, Maika Etxarri, Mantras, manuscritos de Vihara y Heliópolis, Mar de Galilea, mar Muerto, mundo ocultos, Nacimiento a la Luz, Nepal, Om Mani Padme Hum, Om namah shivaia, pergaminos egipcios, PROSA FILOSÓFICA, pueblo esenio, Pueblos ancestrales, Qumrán, Religión bereber, Religión egipcia, Religión esenia, Religión hinduista, Religión tibetana, Rollos de Qumrán, Sabiduría, Secretos milenarios, seis reinos existenciales, Valle del Jordán, Vihara, Yo interno. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s