Madre Libertad – Mma Horiya

13139259_881614978616212_4382802934871105757_n

Madre Libertad – Mma Horiya

En el baúl de los vívidos recuerdos encontrarás el significado de tu hermoso nombre Libertad. Y en tu extremo cansancio, extenuante, verás un rostro exhausto, abatido por la inmensa dureza de la selva.
Lagos como espejos donde muestras tus hoyuelos al mundo inmortal. Sillas de mimbre donde acunas, en tu cálido regazo, el fruto de tu amor apasionado. Estampados de mil colores en tu ropaje alegran los ojos del gran leopardo salvaje. Carros de fuego arden inmortalmente en la cama de tu hogar, reposo del mítico guerrero.
Recordarán, eternamente, tu piel de porcelana y tu esbelta figura, musa bella divina de la mitología del Olimpo. Cantarán un himno poético al recordar tus sabias palabras.
Madre Isis, adorada y querida, imaginarás un viaje increíble, sin rumbo ni destino fijo, hasta encontrar los oasis paradisíacos del sur de Egipto. Allí, vestirás las mejores túnicas blancas de lino y te bañarás en aceites esenciales con olor a limón y pino. Perdonarás el dulce olvido, y cerrarás los círculos de dolor perdidos. Y tu orgullo será el remedio para vencer al miedo y desatino.
Las pirámides de Keops y Micerinos serán tu guarida y morada a lo largo de los siglos. Sonrojarás las mejillas hermosas de las mujeres y sus labios con el polvo de la rosa roja del desierto. Tranquila ya tu alma, desearás el bien de tus seres queridos y su felicidad suprema.
Llevarás en tu aniversario hermosas djellabas estampadas, diseñadas en los mejores telares artesanos del zoco egipcio. Lucirás brillantes de la selva, joyas preciosas con esencia a sabana africana. Dormirás y reposarás tranquila bajo la sombra de olivos centenarios.
Oriente se rendirá a tus pies quemados y calientes. Desde el Cáucaso hasta Alejandría, desde tierras de Antioquía a Tebas, llegarán los ecos de tu historia. África entera, desde Ait Zeggane hasta las playas de Madagascar, sucumbirá a tus encantos.
Y acariciarás, con tu melena negra rizada, su brazo fino y delgado. Besarás sus largas pestañas negras que atrapan y cierran sus párpados caídos; párpados envejecidos por el sol abrasador de Egipto.
Y tus labios enmudecidos, apenas pronunciarán catorce letras: “Amor no te olvido”. Palabras al viento, como alas de mariposa, y las velas de tu barco bailarán al destino. Destino azaroso y cautivo.
Salvarás la vida de tus mejores amigos bajo el estío. Pieles de lagarto y cocodrilo, de cazadores furtivos, devolverás a la selva africana para restaurar el orden establecido.
Y en las claras orillas de los ríos recogerás, ilusionada, frutos rojos de pasión equivocada, desmarcando tu principio de no escapar desbocada a tu perenne y eterno infinito. Portarás frutos oníricos, de fresa y frambuesa, en tu cesta de mimbre plateada, regalos de los dioses del Olimpo.
Endulzarás la miel, más aún, con tus labios gruesos piel melocotón. Miel de azahar, romero y tomillo, regalarás al “rey de las ventiscas y de los vientos indomables”.
Poseidón te convertirá en una ninfa, y hechizarás, con tus dulces encantos, a piratas y navíos extraviados en los infinitos mares del olvido.
Temerás la llegada del frío y gélido invierno, ya que esperas penas y omisiones, abandonos en la perpetua Nada y eterna. Sopor, en la niebla que ocultará tus cinco vulnerables sentidos. Devolverás las sábanas etéreas, blancas, para cubrir campos llenos de trigo.
Hondeando banderas violetas, reclamarás tus derechos violados por los ejércitos del faraón egipcio. Truncarán esos deseos con nuevos aires al olvido.
Mientras, remedias su ausencia con calor dulce y tranquilo. En ese calor hogareño, miles de rayos renacen a la luz de los prisioneros cautivos.
Cosquillas maderadas hacen latir el reloj de tu águila escarlata. Los jardines, en poniente, florean camelias al paso de los sultanes de Oriente. Pasa cabalgando Tutmosis, el faraón de los anillos sagrados; mientras niños inocentes mueren en recovecos estrechos. Y se olvida la tristeza profunda que acompaña la inocencia perdida.
Monjes castrenses salen de tu casa de ébano para acompañar el reloj de tu vida que hace clic-clac. El jardinero de palacio corta agujas de cristal entre jazmines y rosales blancos. Te obsequiará con la presencia del hijo del sol y de la luna en tu nuevo renacer a la inmortalidad.

Maika Etxarri
Copyright texto y fotografía

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Ait Zeggane, Alejandría, ALMA, Amor, África, Bereber, Cazadores furtivos, Cáucaso, colección de fotografías de Maika Etxarri, Conocimientos secretos, derechos violados, Desierto del Sáhara, Diosa Isis, Dioses del Olimpo, Divinidades, Djellabas, Egipto, EL DESPERTAR, El poder del amor, Enseñanzas de culturas ancestrales, espiritualidad, Faraón egipcio, Ficción histórica, Fotografías de Maika Etxarri, Hijo de la luna, hijo del sol, Hijos de la Luz, Historia oculta, Iniciático, INMORTALIDAD, Inmortalidad del alma, Inspiración en la memoria universal, La rosa del desierto, La rosa del desierto: Mitología ancestral, Libertad, LIBRO, Libro canalizado, LIBRO LA ROSA DEL DESIERTO: MITOLOGÍA ANCESTRAL, Libro Talwardat Nljla - La rosa del desierto, LUZ, Madagascar, Madre, Madre Isis, Madre Libertad, Mito Osiriaco, MITOLOGÍA ANCESTRAL, Mitología del Olimpo, Mitología egipcia, Mitología griega, Ninfa, Oasis de Egipto, Palabras bereberes, Pirámides, Pirámides de Keops y Micerinos, Poesía, poesía de amor, Poseidón, PROSA FILOSÓFICA, Prosa poética, Pueblos ancestrales, RAÍCES ANCESTRALES DE LA HISTORIA, Raíces ancestrales, Religión bereber, Religión egipcia, renacer a la inmortalidad, Sin categoría, Tebas, Tutmosis. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s