Vientos de libertad (La rosa del desierto)

Vientos de libertad (La rosa del desierto)

En las pirámides de Keops y Micerinos, monjes mediáticos, y ascetas, vestirán túnicas blancas, de fino algodón y lino. Túnicas blancas empapadas en sudor frío, y lágrimas de claro olvido. Lágrimas de sangre derramadas, por el intenso sufrir del hombre y del eterno olvido. Con sus súplicas, abrirán las puertas selladas de la bóveda celestial, para liberar de la opresión al pueblo vilmente esclavizado. Pueblo esclavizado por serpientes venenosas, símbolos sagrados de malvados faraones mandatarios. Y las serpientes morderán, cruelmente, los pétalos rojos de tu espíritu. Y escupirán, vilmente, sobre las cicatrices de tu corazón enamorado, expoliando los tesoros más profundos de tu amado. Retumbarán los techos y paredes de tu morada, con el clic-clac del reloj. Reloj del tiempo inmemorial. Tiempo inmemorial e inmortal. Rugirán feroces los leones y leopardos atigrados, para atrapar tus sueños, tus sueños llenos de encanto. Rugirán, cautivos y presos, enfurecidos por la envidia y el odio, en sus jaulas encadenadas de oro y plata. Plata, podrida y envejecida, en la madrugada tristemente cautiva. Cautiva y dormida yace la conciencia, en la memoria libertaria de tu pueblo. Pueblo vilmente esclavizado bajo el yugo egipcio. Pueblo de mariposas blancas y hermosas flores de Alejandría.
Parpadeando las estrellas, éstas señalarán tu destino; tu destino real y tu camino hacia la luz blanca, hacia la celestial e inmortal morada. No dejarán de latir los corazones acompasados, por el tronar de la furia; furia de los dioses, creadores de la guerra entre hermanos. Entre pueblos lucharán, a lo largo de los siglos, sin piedad, sin escuchar los cánticos de los ángeles divinos. Y tus pestañas caerán extenuadas, agotadas por tan cruel espera, en los rebrillos de la aurora boreal. Aurora boreal, en el verano austral. No temerás al olvido, ni a tus crueles enemigos. Siempre permanecerás protegida, por el escudo divino de los dioses del Olimpo. Baldearán los laberintos de tu memoria, con el agua del manantial, sagrado e hialino. Resplandecerá hialina tu alma blanca, atrayendo, rememorando recuerdos entrañables, de tu bendita inocencia perdida. Y tu príncipe amado guardará fidelidad a tu existencia inmortal, más allá de la eternidad, más allá de la indescriptible y pragmática realidad. Con aloe vera, mirra, e incienso de sri sai flora limpiarás tu aura blanca, tu aura pura, inmaculada y etérea. Aturdida, por tu tormentoso pasado, rogarás a los ángeles custodios que te envíen una señal piadosa, una señal milagrosa. Necesitarás limpiar la oscuridad de tu vida, purificando el cuerpo etéreo de tus intensos apegos. Vaciarás la mente de conceptos, en un río apacible, entre dulces sueños.
82
Ya no habrá peligro, serás la dueña de tu propia vida y optarás ser libre, como paloma mensajera al viento, en la inmensidad del universo etéreo. No reprimirás las alegrías de cascadas intensas, ni los ríos calmos de llantos. Serás eternamente libre, como la brisa de los océanos, como las olas cristalinas en los corales africanos. Mientras, los corceles negros se alejarán, galopando por las lejanas montañas de espejo y cristal. Y en sus lomos de azabache, llevarán el peso del yugo de tu samsara, de tu sufrimiento interno. Cuando las lluvias inunden tu morada, inexpugnable y cautiva, tu amor sanador transmutará la agonía de tu amado pueblo. Trasmutará el dolor de la esclavitud, en exquisito maná y rica miel de azahar. Y tornarán los colores grises en arcoíris solidarios. En el sendero luminoso habrá incendios fugaces, por inmensas sequías, reflejos de plata del desierto de la vida. Y tú, salvarás la tierra prometida, con las lluvias y el rocío de la vida. Rocío de la vida que traerá Tefnut, diosa leona del Reino Antiguo. Recordará tu amado pueblo el día que naciste. Recuerdos innatos del desierto de tu vida, brillos finos de amaneceres claros. Amaneceres de flechas doradas, en tu bello corazón durmiente. Aura azul plateada, entrelazando hebras de fino algodón en el subconsciente.
83
Vientos de aromas lejanos, aromas mágicos de incienso oriental, jazmín de lavanda y flor del Nepal. Vientos, destellos finos de plata, entrelazando inmensas cadenas blancas, por la Madre Libertad. Libertad de un pueblo esclavo. Pueblo esenio, pueblo elegido dentro del pueblo hebreo, bajo el azul cielo dulcemente irisado, bajo las montañas nevadas, bajo los cielos estrellados de Asia. Mientras, tú, ajena a rumores y leyendas, acunarás en tus brazos a tu hijo anhelado. Hijo anhelado y esperado, por este pueblo vilmente esclavizado. Esclavizado por faraones, que mecen y esconden sus pecados más amargos. Pecados, amargura de la oscuridad más absoluta de la vida. Oscuridad infinita del abismo infernal. Y su mano oscura será guía, fiel consejera, en la selva negra de la miseria más profunda. Supersticiones ancestrales acecharán tu memoria, y ésta invadirá el universo de la vida, con principios y valores morales. Fraternidad, igualdad y austeridad, valores morales esenciales de la Gran Hermandad Blanca, en los monasterios de Krmel y Qumrán. Arte de la palabra dulce del pueblo esenio. Memoria colectiva de un pueblo, bella sonrisa elegida del universo. Brillo en la inmensidad de océanos transparentes, en noches estrelladas de terciopelo raso. Desde el desierto de los Vientos se ensalzan palabras con bellos sonidos: Paz, gratitud y verdad. Palabras sagradas de un pueblo asceta. Sonidos bellos de manantial, músicas antiguas y fantasías con sabor a metal. Sonidos dulces, cascadas frescas de manantial, cristales bellos de lo esencial. Sonidos de mantras, cristales hialinos en el atmán. ¡Yesus, Yesus! ¡Om Namah Shivaia! ¡Aissa, Aissa! Arcoíris de luces rotas, finos destellos de cobre y plata, con el amanecer rubí dorado y los cielos de ámbar. Sonidos en el silencio yacente de un pueblo humilde, iniciático. Pueblo de espíritus libres volando, como halcones inmortales, hacia las orillas del mar Muerto, hacia el desierto de Judea. Espíritu cananeo del pueblo esenio escapando libre, por encima de las cumbres de Judá, hacia el valle del Jordán, hacia Beit Shemesh “Ciudad eterna del Sol”.

Maika Etxarri
Copyright
Página 84

Anuncios

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Awakening in Shambhala (La rosa del desierto), Besouro egípcio (La rosa del desierto), Bougies blanches allumées (La rosa del desierto), Chants tibétains (La rosa del desierto), Dulce sueño de libertad, Hijos de la libertad, L'éveil à Shambhala (la rosa del desierto), La rosa del desierto, La rosa del desierto, de Maika Etxarri, La rosa del desierto: Mitología ancestral, Libertad, Libro "La rosa del desierto: Mitología ancestral", Libro "La rosa del desierto: Mitología ancestral" (Spanish Edition) (Spanish) Paperback by Maika Etxarri, Libro "La rosa del desierto: Mitología ancestral" de Maika Etxarri, LIBRO LA ROSA DEL DESIERTO: MITOLOGÍA ANCESTRAL, Libro Talwardat Nljla - La rosa del desierto, Ma gratitude éternelle (la rosa del desierto), Madre inmortal – Morada de libertad, Madre Libertad, Madre Libertad – Mma Horiya, Memórias de doces sonhos (la rosa del desierto), Memories of sweet dreams (La rosa del desierto), My eternal gratitude (la rosa del desierto), Rose blanche sans épines (la rosa del desierto), Sin categoría, Talwardat nljla - La rosa del desierto, Tibetan chants (La rosa del desierto), Vientos de libertad (La rosa del desierto), Volar en libertad, White candles lit (la rosa del desierto), White rose without thorns (la rosa del desierto). Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s