Niños del África Alma

Niños del África Alma

Cascadas de agua, agua del mar, mares del sur. Sur de África. África de indígena, indígena de un pueblo, pueblo de encanto, encanto de un rocío, rocío de la mañana. Mañana de esperanza, esperanza en el futuro, futuro de un niño, niño del África Alma. África, piel de melocotón. Esclavitud poética siento en mis venas, al oír los clamores de este pueblo hermano. Hermosas mujeres de alma negra alzan clamores a los techos celestes, al amanecer con el alba. Ancestrales raíces surgen de la nada, de esa nada inmortal que yace en tu fría mirada. Mirada de traición, que rasga vestiduras de hermosas djellabas blancas. Sonrisas estrelladas, labios de terciopelo raso, esconden tu frágil mirada. Miradas que subyacen en laberintos ocultos, en espejismos de oasis y noches durmientes. Ojos profundos, sollozos de niños. Niños ocultos, misterios aterciopelados en las noches del África Alma. Papeles mojados, con lágrimas rotas, con suaves sonrisas y pequeños guiños al alba. No temas la nada, ni el eterno silencio. No hay muerte, hay vida. Vida es esperanza. No hay silencios mudos, hay suspiros leves en la nada. Hay llantos de niños, niños del África Alma. Almas quieren volar, vuelos de gaviotas blancas. Almas quieren escapar hacia las cumbres nevadas.
Yo soy viajera del tiempo. Mensajera de luz, en la nada. Deseo soñar este mundo del África profunda en mi alma. Mi alma y tu alma son tan sólo un alma. Un alma negra llena de deseos, y flores rojas de escarlata. Flores de pasión y nardos. Flores de jazmín, de dulce escarcha blanca. Mi alma, flor sagrada de neem, refleja tu amor en la mirada. Mirada hechizada, embrujada por soles de instantes orientales. Despertares al sol naciente, de Oriente a Occidente. Niños del África Alma. Niños que despiertan sus sentires, sus amores al hijo del sol naciente. Hijos del África libre. Hijos de mi alma y de tu alma. ¡Despertad con el sol! ¡Despertad silenciosamente, con el aleteo de las mariposas blancas! Gritad a los vientos celestes: ¡Amo mi África negra, mi África continente! ¡Amo mis raíces profundas, desde Camerún hasta Ghana! ¡Amo mi tierra profunda, desde el origen de la humanidad, desde el inicio de mi alma! Soy hermano un alma negra, paloma viajera del tiempo. Desde Senegal, desde Congo Belga, desde Camerún y Mozambique. Soy viajera inmortal, mensajera de la libertad de mi raza negra. Soy mariposa libertaria de mi vida, en la inmensidad de los cielos de este continente amado. Amado desde mi principio, desde mi nacimiento a la luz eterna. ¡África viva en mi alma!

Maika Etxarri
Copyright

Anuncios

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en África, Hermano del África, La rosa del desierto, La rosa del desierto, de Maika Etxarri, La rosa del desierto: Mitología ancestral, Libro "La rosa del desierto: Mitología ancestral", Libro "La rosa del desierto: Mitología ancestral" (Spanish Edition) (Spanish) Paperback by Maika Etxarri, Libro "La rosa del desierto: Mitología ancestral" de Maika Etxarri, Libro Talwardat Nljla - La rosa del desierto, Niños del África Alma, Sin categoría, Solidaridad con África. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s