Tiempo un breve instante

11053087_736169689827409_8363288804471175037_n

Tiempo un breve instante

Es un arte despegarte de su cruel máscara imperfecta. Y la muerte es inerte, a lo largo de los siglos y de la historia. Plácidamente escabulles tus ojos en esos manantiales claros, donde las flores de loto emergen hacia los profundos rayos del sol. Sol que da brío y coraje a tu vida vampiresa inmortal. Inmortal desconsuelo de almas que lloran en silencios rotos de la mar.
Pasadas las doce campanadas de aguja fina y cristal, tus perlas blancas iluminan esa dulce sonrisa. Sonrisa tuya y mía, en la mar. Sonrisa que asoma entre eternas soledades vanas y enormes ventanales de cristales claros ahumados. Claros días encuentras en la eterna primavera de tu vida, de tu vida y de la mía.
No te olvides madre de las mariposas sentidas en este alma cautiva, del profundo amor que te dio esta cruel vida. No te olvides madre de los brazos cálidos que acariciaron tus mejillas, levemente sonrosadas y heridas. Yo no olvido madre tus cálidos brazos que me acunaron cuando era un niño, lleno de inocencia prohibida.
No permitas que te injurien, ni que falten a tu memoria. No consientas que arrebaten los pétalos rojos de tu flor, flor dulcemente dormida. No consientas que arrebaten tus secretos olvidados en el viejo desván de tus sueños y los míos. Sueños y desvelos agitan sus débiles conciencias dormidas, entre tanta osadía.
Y tus días más grises y tus cielos de penumbra son mis noches azules. Noches aterciopeladas de millones de estrellas dulcemente irisadas.
Encuentras eternas soledades al refugio de abruptas tempestades. Tempestades de océanos y mares cálidos ensombrecen tu mirar, ensombrecen los rayos del sol al caer y romper la noche de los cristales rotos.
La caída del sol naciente acosa tu mente frágil y durmiente. Durmiente, acechando está la muerte, esperando olerte e inmolarte en un disoluto y breve instante. Frío instante silente de un tiempo oscuro y sombrío. Tiempo donde cada segundo es un enorme tesoro oculto. Tiempo donde cada minuto interminable es un pedazo de vida eterna. Vida eterna y plena. Plenitud de luna llena. Llena de sangre roja apasionada y levemente encrespada. Llena de sentires y quereres, al más puro estilismo ensoñado del romanticismo exaltado, en Shambhala. Exaltado está tu triste apego y tu desapego. Exaltado está tu ego y alter ego.
En un breve instante, toda una vida inmortal refleja finos destellos de plata, en el lago inefable de lo Absoluto.
Tiempo… un breve instante de vida inmortal, como un río rápido tumultuoso, como una flecha hialina hacia Brahma.

Maika Etxarri
Copyright poesía y fotografía

Anuncios

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Alterego, apego, Brahma, Egoa gabekoa, el ego, Lost kingdom of Shambhala..., Poesía de Maika Etxarri, Royaume perdu de Shambhala..., Shambhala, Shambhala, reflexos do sol nascente, Tiempo un breve instante. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s