8,7 centímetros de esperanza

Cooperación con Alegría, el blog de Iñaki Alegría

8,7 centímetros de esperanza
El corazón de Mulu está acostumbrado a latir con la reserva de gasolina, bajo mínimos, quemándose a si misma, empezando por la grasa y siguiendo por el músculo que ya ha perdido.
Un cuerpo hambriendo es un cuerpo que se consume a si mismo, es un canibalismohumano consentido en silencio.
El cuerpo de Mulu no puede sostenerse en pie, no tiene fuerzas. Destina todo su esfuerzo a respirar, latir y seguir con vida.
Ha vivido ya dos años de superviviente desafiando la muerte.
Se me estremece el cuerpo cuando veo que la báscula de Mulu se congela en los 5kilos y 100 gramos. Con dos años de vida.
El siguiente paso consiste en medir el perímetro braquial, uno de los criterios para evalluar la desnutrición aguda severa.
8,7 centímetros, o lo que es lo mismo, el brazo de Mulu es más…

Ver la entrada original 190 palabras más

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s