La Atlántida en textos de Platón

El cielo se abrió. El mismísimo río Estigio llovía sobre la tierra mientras esta se rompía y separaba. Su poderío militar de nada servía ahora, ni su sabiduría o riqueza. Los barcos se estrellaban contra las olas y saltaban en mil pedazos mientras los rayos celestiales derruían templos, hogares y palacios. Poseidón, su padre, les había abandonado. Zeus les despreciaba y estaba descargando toda la ira del Monte Olimpo sobre ellos. Cuando la mismísima tierra escupió fuego, cubriéndolo todo con una nube negra, y el agua comenzó a subir lo comprendieron. Aquel era el final de la Atlántida.

La gran isla de la Atlántida, oculta para el mundo pero presente en el ideario de todos los pueblos desde hace miles de años, es uno de esos grandes misterios por los que la curiosidad humana tiene debilidad y que la obliga a investigar y divagar a partes iguales. Con base en dos de los últimos diálogos de Platón, son muchas las teorías y creencias que rodean a la supuesta civilización. Como el monstruo del Lago Ness, el triángulo de las Bermudas o El Dorado, la Atlántida ha mezclado los hechos históricos y la fantasía humana hasta crear un mágico lugar que aguarda a que un valiente aventurero lo encuentre.

La localización de la legendaria ciudad de Troya en 1882 hizo que las olvidadas ruinas de la Atlántida volvieran a estar presentes en las ansias de tanta gente y fue entonces cuando surgieron los primeros textos que popularizaron el mito. Decenas de autores construyeron, ladrillo a ladrillo, diferentes versiones de la desaparecida isla que alimentaron a la vez las creencias de grandes masas de gente. Desde avanzadísimas tecnologías, contactos con alienígenas o mundos acuáticos habitados por sirenas y tritones; la Atlántida ha ido deformando su historia hasta convertirse en el conejo blanco al que seguir por la madriguera.

Mientras las investigaciones científicas, históricas o arqueológicas y las sesiones de esoterismo y teorías paranormales siguen discutiendo sobre el lugar de reposo, naturaleza y causas de la destrucción de la Atlántida, esta seguirá siendo un importante elemento popular que todos podemos disfrutar y que nos permite soñar e imaginar con mundos perdidos, dioses furiosos y civilizaciones condenadas. Hay misterios que tal vez nunca sean resueltos e incluso que es mejor que queden sin respuesta; misterios que aportan algo de magia a la vida.

¿Qué sabemos y no sabemos sobre ese paraíso destruido por los dioses y olvidado bajo las frías aguas del tiempo?

Los textos de Platón

La única mención que se ha encontrado en la Antigüedad de la Atlántida, en la que se basan todas las leyendas posteriores, se encuentra en los textos de Platón ‘Timeo’ y ‘Critias’. En estos diálogos del siglo IV a.C. se describe la guerra entre la Atenas pre-helénica y la civilización atlante. La Atlántida es descrita como una isla situada más allá de las columnas de Hércules y “más grande que Libia y Asia Menor juntas”. Su poderío fue tal que llegó a dominar toda Europa y el norte de África hasta que fue derrotada por los ejércitos atenienses. Tras esto, un cataclismo descomunal hizo que desapareciera “en un solo día y una noche terrible”.

La isla de Atlas

El nombre de la Atlántida viene del griego antiguo ‘Ἀτλαντίς νῆσος’, que significa literalmente ‘isla de Atlas’. El texto en el que aparece mencionado, el ‘Critias’ de Platón, se refiere a Atlas como el primer rey de la Atlántida, hijo de Poseidón y la mortal Clito. Al ser el primogénito de de diez hermanos, cinco pares de gemelos, recibió la isla más grande y más próspera para gobernar en ella como rey. Comparte nombre con el titán Atlas, responsable de cargar con los cielos sobre su espalda.

El padre de la Atlántida actual

Durante la Edad Media, la leyenda de la Atlántida fue considerada como un relato o alegoría a la grandeza de la Grecia de Platón, pero en el siglo XIX el mito fue ganando importancia y muchos empezaron a verlo como una realidad. El escritor y político estadounidense Ignatius Donnelly publicó en 1883 ‘La Atlántida: el mundo Antediluviano’, en el que establecería la mayoría de leyendas que hoy perduran sobre la isla, como la avanzada tecnología de la que disponía esa civilización.

Una aguja en un pajar

La popularización del mítico lugar ha hecho surgir todo tipo de teorías sobre las coordenadas en las que se encontraría la isla hundida bajo el mar. Desde la actual Santorini, el Gran Valle del Grift en Israel o el altiplano boliviano hasta Dinamarca, Indonesia o toda Europa; cada autor convierte la Atlántida en una isla tipo ‘Perdidos’ capaz de desplazarse de una punta del mundo a la otra. La opción más popular es la de Santorini y la civilización atlante sería una deformación de la cretense.

Atlántida marca España

Otra de las hipótesis que más se escuchan sobre el lugar de descanso de la Atlántida es que la isla se encontraría en España, concretamente en el Coto de Doñana, en Huelva. Son numerosos los autores españoles y extranjeros que defienden esta hipótesis e incluso National Geographic, en 2011, emitió un documental en el que volvía a plantear esta solución al misterio.

Cataclismo natural

Las afirmaciones que hizo Platón en sus textos sobre la destrucción de la Atlántida en un día y una noche han llevado a pensar que la isla se hundió bajo las aguas del mar debido a un terremoto, tsunami o erupción volcánica. Esta línea de investigación ha hecho que muchos sitúen la Atlántida en las costas del Egeo, frente a Santorini. En 1640 a.C. el volcán de la isla de Thera entró en erupción y provocó un tsunami que barrió las costas; por lo que este momento se suele relacionar con la supuesta destrucción de la isla.

Anuncios

Acerca de palabrasdeluzypaz

Soy un espíritu libre poeta, enarbolando la bandera de la paz y libertad, en este universo existencial. Vivo en el eterno presente, aquí y ahora, bajo el poder del amor, sin la incertidumbre del mañana, sin la esclavitud del nuevo orden establecido mundial. Maika Etxarri Escritora, poeta, blogger y fotógrafa Autora del libro: La rosa del desierto
Esta entrada fue publicada en Atlas el primer rey de la Atlántida, ciudad de Troya, columnas de Hércules, el titán Atlas, el volcán de la isla de Thera, Gran Valle del Grift en Israel, Grecia de Platón, guerra entre la Atenas pre-helénica y la civilización atlante, Ignatius Donnelly, La Atlántida en textos de Platón, la civilización atlante, la destrucción de la Atlántida, La isla de Atlas, mundo Antediluviano, Platón, Sin categoría, Textos de Platón "Timeo" y "Critias". Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s